La hora de los deberes: Pautas para ayudar a nuestros hijos


La función principal de los deberes escolares es practicar y consolidar el aprendizaje de los contenidos explicados en clase. Las tareas para casa, además, ayudan a que el niño aprenda a trabajar de manera autónoma, a distribuir y organizar el tiempo, presentar adecuadamente los trabajos, etc. Por último, los deberes sirven para que el niño desarrolle su sentido de la responsabilidad y de orgullo por el trabajo bien hecho, lo que le beneficiará más allá de los estudios.escuela

Existen muchos factores que influyen en el rendimiento de los niños a la hora de hacer los deberes: su edad cronológica, capacidades de aprendizaje, nivel de autonomía, temperamento, motivación por las tareas, etc. Estos aspectos son variables y dependen de la persona.

Paralelamente, hay otros aspectos de carácter externo que afectan al desempeño del niño y que tienen que ver con el ambiente; hablamos, fundamentalmente, del espacio físico (el lugar en el que se realicen las tareas) y de las respuestas del entorno (los padres).

Las actitudes de los adultos juegan un papel fundamental en el comportamiento del niño y esto ocurre también en la realización de los deberes. Cuando los niños presentan dificultades en su aprendizaje, es normal que los padres muestren preocupación por los resultados académicos y se frustren por sus problemas de comprensión, atención, autonomía, actitud negativa hacia el estudio, etc. Es frecuente que la familia entre en una dinámica negativa en la que la hora de hacer los deberes y/ o estudiar se convierte en un momento de conflicto, tensión y malestar para todas las partes implicadas. Ello, a su vez, incide en el rendimiento del niño (pues afecta negativamente a los factores internos previamente mencionados), que a su vez provoca mayor malestar en los progenitores.

 En cambio, la actitud positiva de los padres ante los deberes y el trabajo en casa ayuda a sus hijos a cumplir con su obligación de forma natural. Asimismo, fomenta su autoestima, su percepción de competencia y su motivación por la enseñanza.

Por todo ello, se aconseja lo siguiente:

  • Mantener una actitud positiva y crear un clima de relajación y aceptación.
  • Valorar al niño en su conjunto, atendiendo a sus puntos fuertes y débiles.
  • Premiar las conductas adecuadas (por ejemplo, anotar los deberes en la agenda o mantener la mesa de estudio limpia) mediante comentarios positivos (“muy bien, has anotado los deberes”, “qué despejada está la mesa, así se estudia fenomenal”). Evitar focalizar la atención hacia lo negativo y tener en cuenta todo lo que el niño hace bien.deberes
  • Valorar positivamente todas aquellas conductas relacionadas con el esfuerzo y la motivación por los aprendizajes. Premiar el esfuerzo y el trabajo constante, en lugar de la ejecución y los resultados (“qué bien trabajas”, “te esfuerzas mucho”, “lo estás intentando”).
  • En caso de que haya algún ejercicio que le cueste especialmente, se le pueden proporcionar ayudas (“fíjate bien”, “¿estás seguro?, compruébalo”), evitando los comentarios negativos.
  • Ajustar el lenguaje: cuando se den instrucciones y/ o ayudas, éstas deben ser precisas, sencillas y claras.
  • Atender tanto a la comunicación verbal (verbalizaciones relacionadas con la dificultad de la tarea o con la conducta del niño) como a la no verbal (postura corporal, tono de voz, expresión facial, etc.).
  • Premiar los pequeños éxitos que se vayan alcanzando en el día a día.Ajustar las expectativas a las capacidades reales del niño.

¿Y si persisten los problemas?

Puede ocurrir que, pese a la puesta en marcha de estas estrategias, el niño continúe mostrándose renuente a realizar las tareas. En el caso de que manifieste problemas específicos de comportamiento, una baja motivación por los deberes, problemas de comprensión, escasa habilidad en la lectura, escritura, razonamiento matemático u otro tipo de dificultad, se aconseja a los padres que acudan a un gabinete especializado donde se valore la conveniencia de iniciar tratamiento con el niño.tareas-escolares

Share Button

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *